domingo, 6 de julio de 2014

UNAS SEMIFINALES DE "LUJO" PARA UN MUNDIAL "DUDOSO"


Después de que ayer se jugaran el resto de los partidos de cuartos de final, no ha habido muchas más sorpresas, con Argentina y Holanda clasificando para enfrentarse en semifinales. Los Argentinos jugaron primero contra una Bélgica que si bien ha llegado hasta unos cuartos, ha sido para mi, de los equipos que prometían sorprender y mostrar un buen fútbol, la que más me ha decepcionado. Ya dije, después de su partido contra USA, que no me había convencido para nada, que mientras que para muchos había sido un gran partido y Bélgica había sido un "equipazo", para mi no fueron capaces de meterle goles en 90 minutos a un USA, que en mi opinión fue el peor equipo de los octavos de final. Desde ese momento sabía, que Argentina le ganaría a Bélgica, aunque el equipo de Sabella no estuviera jugando de lujo. Lo que pasó ayer, es que Bélgica volvió a estar por debajo del nivel esperado y que Argentina dio signos de "despertar". Sólo unos destellos, que se apagaron cuando se lesionó Di María (para mi el jugador más influyente en el posible buen juego Argentino). Argebtina tampoco terminó gustando y sigue siendo muy criticado por su juego, pero fue mejor que Bélgicia y le bastó con un gol muy temprano del "desaparecido" (durante todo el Mundial) Higuaín (¿deberían declararlo el "Mejor Jugador del Mundo" como a Messi?), que marcó un bonito gol cuando recibió sólo en el área un rechace de la defensa belga. Eso fue todo de Argentina, además de un pase de "video-juego" de Messi a Di María en la jugada en la que se lesionó el argentino, que se pierde lo que resta del Mundial. Una baja importante para una Argentina, que ya se ha aprendido al dedillo, que con una sólo aparición acertada de Messi, son capaces de ganar el Mundial y así los encumbraría otra vez  aló más alto y a su estrella a la altura de su D10S Maradona. Para mi sería muy poco como para poder hablar de un gran equipo, del mejor del Mundo, para una Argentina que si bien ha logrado llegar a unas semifinales de la Copa del Mundo después de 24 años sin conseguirlo, es la pero Argentina que muchos hemos visto en mucho tiempo. ¿Será que tiene la suerte del Campeón?


Los que si tuvieron mucha suerte fue Costa Rica, por dios y mira que quería que Costa Rica ganase a Holanda, pero lo que ayer hizo fue desesperante y mereció perder. Incluso más desesperante aún que los clavados de Robben (aunque sea falta, el tio se tira como lo hubieran fusilado, de vergüenza). Costa Rica no propuso nunca ir al ataque, se olvidó por completo del fútbol que si había mostrado en la fase de grupos y que ya habái dejado un poco de lado ante Grecia (que bien pudo haber merecido ganar en octavos). De todas formas, está claro que Costa Rica tenía en Keylor Navas su mejor baza para seguir pasando de fases, pero aunque el portero tico volvió a tener una gran actuación, la estrategia del entrenador de Costa Rica, de irse a los penaltis le salió mal y es que este vez sí hay que darle mérito a Holanda, que tampoco terminó de convencer ni de "penetrar" una sólida defensa, pero que tiene en Van Gaal a un "perro viejo" en esto de entrenar a "grandes" equipos de fútbol y sabiendo que Costa Rica se lo jugaría todo a los penaltis, tenía un as en la manga llamado Tim Krul, el portero suplente, que salió 20 segundos antes de finalizar la prórroga, específicamente para la tanda de penaltis. Una tanda en la que Holanda no falló y en la que el portero holandés terminó parando 2 de los 4 penaltis tirados por Costa Rica, que quedó así eliminada. Muchos alaban lo conseguido por Costa Rica en este Mundial, cuando nadie se los imaginaba siquiera en unos octavos de final, por delante de equipos como Inglaterra o Italia, pero que lo que planteó ayer contra Holanda dejó mucho que desear y mereció la derrota, sólo por que se olvidó de jugar al fútbol y en mi opinión, equipos así (por mucha Costa Rica que sea) no se merecen mayor premio.


En definitiva, fueron dos partidos bastante malos, en los que los aficionados al fútbol (sin entrar en nacionalidades) esperábamos mucho más. Bélgica sufrió del mal de Francia contra Alemania y dio la impresión de que nunca se creyó que pudiera ganar a un Argentina que se limitó a echarse atrás y esperar que el gol de Higuaín valiera para darle el deseado pase a semifinales. Holanda se encontró con una rocosa Costa Rica, que se limitó a que no le metieran goles. Holanda tuvo oportunidades que fueron desechas, bien por el portero Keylor Navas o por la "suerte", en jugadas rocambolescas de rechaces en el área tica, pero tampoco dejó sensaciones de un gran equipo. Después de unos octavos de final de lo más interesante, los cuartos bajaron el nivel y mientras se supone que en el Mundial la calidad de los partidos vaya en progreso, algo me dice que en este Mundial será diferente.


Así que tenemos unas semifinales que ya muchos se esperaban, según el devenir del Mundial (con decisiones arbitrales de por medio). Unas semifinales que sobre el papel, son las soñadas por muchos, con un Brasil vs Alemania que reedita la Final de 2002 ganada por los brasileños (su último título Mundial) y un Argentina vs Holanda que hace lo mismo con la Final de 1978 que ganaron los argentinos en su propia casa (su primer título Mundial). Son tres campeones del Mundo (Brasil, Alemania y Argentina) y el eterno aspirante Holanda (que fue finalista en el Mundial pasado). Los dos equipos con más historia (y los mejores jugadores) de Sudamérica, contra dos de los equipos de Europa que mejor vienen mostrándose en los últimos años (con permiso del desastre de España en este Mundial). Europa vs Sudamérica ya se aventuran muchos a titular y yo sigo pensando que aunque para mi Alemania es la que más merece este Mundial, la final será para Sudamérica editando una Final que nunca se ha visto en la historia de los Mundiales. Para como se ha venido desarrollando el Mundial de Brasil y para aquellos que más son "creyentes" de las "conspiraciones" y "amaños", lo que parece que más le conviene a la FIFA es una final entre el anfitrión y su gran enemigo continental, además de la posibilidad de encumbrar a Leo Messi como ganador del Mundial (título que se le resiste). Además, de que desde el Mundial del 2002 no se ha coronado un país de Sudamérica, algo que siempre se venía alternado con Europa.


Sigo apostando por Alemania y así espero que me deje mal con mis cábalas de que este Mundial desde un principio ha estado beneficiado para que Brasil y Argentina lleguen a la Final. Lo que cero que tengo mucho más claro es que Argentina estará en la Final sí o sí. Es el que tiene a Messi (no puede fallar a la cita) y es el equipo que le pondría morbo, ya fuera contra Brasil o en su duelo histórico contra Alemania, repitiendo por tercera vez una final Alemania vs Argentina. En mi opinión, aunque son unas semifinales que cualquier aficionado al fútbol, les hubiese encantado ver unas décadas atrás, sigo pensando que no son los equipos que mejor fútbol han mostrado en el Mundial. De los cuatro aspirantes a la Final, sólo me quedo con Alamania y eso que tampoco es la Alemania de hace un par de años o cuatro atrás, pero sigo viendo que es la que mejor fútbol (en general, línea por línea) hace y muestra. Para mi es el mejor grupo y el que sería digno acreedor de suceder a España. Holanda se benefició (igual que Chile) de una España (que debería de estar ocupando el puesto de Holanda en semis) irreconocible, que con poco más (visto en el Mundial) debería de estar en los cuatro semifinalista, que después se vio enormemente beneficiado en el partido contra México, con una acción que se podría calificar como la más polémica del Mundial. Un penalty señalado (que no era) y que le dio el pase a cuartos de final. Una Brasil que además de contar con su afición, ha contado con la ayuda inestimable de un arbitraje permisivo con ellos, pitando penaltis que tampoco eran, no señalando fuera de juegos que acababan en gol (y que pudieron relegarlo a un segundo puesto en la fase de grupo) y siendo el equipo que más faltas comete, pero de los que menos tarjetas ha visto. Una Brasil muy lejos del "jogo bonito" que muchos queríamos ver. Y una Argentina que no ha brillado para nada, con un Sabella muy cuestionado, con una defensa que hace aguas y un medio del campo que no propone nada de fútbol, Muchas dudas en una selección que sólo se ha visto "salvada" por acciones esporádicas de Messi en los partidos de la primera fase (un grupo realmente accesible) y con la energía inagotable de Di María en los partidos de eliminación directa. Poco o más bien nada más. Para mi, aunque los nombre de Brasil, Argentina y Holanda hace salivar mucho con imágenes en la memoria, no espero nada "bueno" de las semifinales. Ojalá me equivoque y los cuatro estén a la altura de las expectativas y podamos disfrutar mucho más de la semifinales de lo que lo esperábamos hacer con los cuartos de final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario