sábado, 5 de julio de 2014

LA "SUERTE" ACOMPAÑA A BRASIL, EL FÚTBOL A ALEMANIA


Y eso si entendemos por "suerte" la dosis justa y necesaria de un arbitraje condescendiente con el anfitrión. Brasil ya está en semifinales y lo ha logrado sufriendo, una vez más y con cierto resquemor (para el que apoyaba a Colombia) de un pequeño empujón arbitral. Y mira que han habido empujones en el partido, que más que un partido de fútbol de alto nivel, se parecía más a uno de esos partidos de barrio, callejero en dónde todo vale, los empujones, los agarramos, las patadas, todo. En estos casos de fútbol "rocoso" y "duro", siempre conviene más a aquel equipo que menos fútbol propone, a aquel equipo que no sabe a ciencia cierta que hacer con el balón en los pies, a aquel equipo que con un arbitraje permisivo le puede sacar mayor provecho de acuerdo a sus intereses y ese equipo es Brasil (ya pasó en la Copa Confederaciones, que es el anticipo del Mundial). Pero ojo, tampoco debemos de desviar toda nuestra atención al arbitraje de la derrota de Colombia. La razón principal de que Colombia hay terminado siendo eliminada, es por que ellos también se olvidaron de proponer algo más, aunque con lo poco que finalmente terminaron de proponer (en la última media hora del encuentro) fue mucho más de lo que Brasil ha propuesto de fútbol en todo lo que va de Mundial. Colombia empezó "dormida", parece que se dejó "sorprender" por el ambiente del estadio y así de dormida como estaba llegó el primer gol, en una jugada en la que Carlos Sánchez se olvido de marcar su espalda, llegó Thiago Silva para empujar el balón. Despiste defensivo del posiblemente el peor jugador de Colombia, nunca estuvo del todo acertado Carlos Sánchez, ni en lo defensivo ni en lo ofensivo. Un despiste que a la postre ha sido fundamental. Colombia, además de que salió "impresionada" por el ambiente, decidió que la mejor forma de contrarrestar a Brasil, era usando sus mismas armas, es decir dar patadas y cortar el juego lo más posible, lo que nos ha dejado un partido bastante pobre en lo futbolístico y que sólo "despertó" en los últimos 30 minutos, cuando Colombia entendió que para ganar, hay que jugar al fútbol, aunque no contaba que Brasil juega en casa (que influye) y además cuenta con la inestimable ayudita de los árbitros. Esta vez le tocaba a un español, Velasco Carballo que se limitó solamente a que el partido siguiera su cauce normal y ese no era otro que ganara Brasil. Así fue discurriendo el partido, con una Brasil que no proponía nada ofensivamente (esta vez ni Neymar ni Hulk tuvieron presencia) y en el que jugadores como Paulinho y Fernandinho se limitaban a dar patadas a diestro y siniestro. Es lo que lleva haciendo Brasil durante todo el campeonato, pero con la conveniencia de que o no le pitan las faltas o si se pitan, nunca hay tarjetas amarillas de por medio, por reiteración. Esta vez sólo vieron la amarilla Thiago Silva por entorpecer al portero cuando se disponía a sacar el balón y otra a Julio César en la jugada del penalty, que debió de ser tarjeta roja. Pero el árbitro no iba a dejar a Brasil con 10 durante 10 minutos (más el añadido) cuando Colombia estaba atropellando a Brasil, además de que dejaría a Brasil sin su portero titular (además de la ausencia de Thiago Silva por acumulación de amarillas) para la semifinal contra Alemania. ¡Imposible! Además, sí tuvo la "valentía" de mostrarle una a James Rodríguez en una falta que se resuelve en el gol (golazo) de David Luiz (con algo de complicidad del portero colombiano). El resultado, una ajustada victoria de Brasil ante una Colombia que prometía mucho más, pero que sólo se acordó de jugar al fútbol cuando realizaron la posibilidad de quedarse fuera. Aún así, esto no lo salvaban ni once James jugando para Colombia, tal vez lo único hubiese sido que el árbitro hubiese sido colombiano y creo que aún ni por esas. Brasil debe de llegar lo más lejos posible en este Mundial y ante equipos como Croacia, Chile o Colombia se puede arbitrar parcialmente, ahora habrá que ver si contra una potencia como Alemania (que tiene mucha presencia en la FIFA) son capaces de obrar igual. A mi ya nada me extraña.


Una Alemania que resolvió por la mínima y con lo mínimo su partido contra Francia. Un partido que no ha sido tan interesante o intenso como otros de la fase de octavos, pero que nos dejó sin uno de los equipos que mejor se venía mostrando. Una Francia que lo intentó en varias ocasiones, pero que para ser sinceros nunca dio la real impresión de que pudiera doblegar a una Alemania que se puso por delante temprano, mediante un gol de cabeza de Hummels (se le había extrañado en la defensa contra Argelia) que le ganó la partida a un joven Varane (tiene mucho que aprender todavía. De Hummels debería), en una jugada en la que no hay falta, ya que Hummels no desplaza con el brazo, solo cubre y protege su espacio, mientras que Varane falla en el marcaje. Después del gol, es verdad que Alemania se limitó a controlar el partido, tratando de tener el balón, pero se encontró con una Francia que también sabe jugar al fútbol. Seguramente a Francia le faltó creérselo más y que los cambios le hubiesen funcionado a Deschamps. Aún así, si bien Neuer volvió a ser decisivo con un par de paradas de alta categoría, que lo hacen ser el mejor portero de la actualidad, también Lloris tuvo alguna que otra intervención que le sirvieron a Francia seguir teniendo sus opciones. Al final, victoria de una Alemania que se recompuso en la defensa (en gran parte por Hummels) y que se aplicó mucho mejor en el medio del campo, con un Khedira que sigue siendo pieza clave y fundamental (que diferente juega en el Real Madrid... para mal, lamentablemente). Ya Khedira resolvió el aprieto contra Argelia y hoy estuvo inmenso contra Francia. Una Alemania que en mi opinión lo tiene todo, un gran portero, una defensa fiable (aunque tenga sus días malos), un medio del campo de altura, que sabe luchar y jugar el balón y hombres en la delantera como Müller o Schürrle, que si bien hoy no estuvieron atinados, le complican la vida a cualquier defensa. Por esas razones Alemania mereció la victoria y por que además, aunque Francia parecía acercarse al gol, realmente nunca dio la sensación de poner en serios apuros a Alemania, a pesar de las dos paradas de Neuer, pero es que los porteros también juegan a esto de que la pelota entre o no entre en la portería. Para mí, en conjunto (con sus días mejores y otros peores) esta Alemania es la que mejor fútbol juega y la que se merece ya después de varios mundiales buscándolo, ganar el Mundial.


Así que ya tenemos la primera semifinal, un Brasil vs Alemania, que repite la Final del Mundial del 2002 de Corea y Japón (que ganó Brasil con Roberto Carlos, Cafú, Ronaldinho, Rivaldo y Ronaldo entre otros y entrenados también por Scolari, pero menuda diferencia al actual). Un partido entre el anfitrión y el que mejor fútbol hasta ahora muestra, con una Alemania que alcanza por cuarta vez consecutiva unas semifinales de la Copa del Mundo. Las otras veces (a parte de la Final contra Brasil), cayeron en semifinales contra Italia y España, que al final se coronaron como Campeones, así que yo creo que posiblemente de esta semifinal saldrá la próxima Campeona del Mundo y espero que sea Alemania.

3 comentarios:

  1. Estoy en desacuerdo, el de europeos fue bastante flojo, Francia decepcionó pero tampoco es que Alemania haya mostrado futbol, parecía un partido muy mecanizado, sin chispa alguno, no me gustó ninguno, por supuesto que Alemania al final tuvo un poquito de apuros si se puede decir, nada del otro mundo, el que si mostró Brasil, Brasil sobretodo en el primer tiempo si mostró fubol, en el segundo sufrió pero en el contexto global fue mejor.

    No me gustó Francia, pero es que tampoco Alemania me gustó, el partido fue lento y un error de Varane fue decisivo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, de eso también se trata, de compartir opiniones que a veces no coinciden. Siempre he dicho que para gustos los colores, en todo, hasta en el fútbol. De todas formas, reconozco que el partido de Alemania vs Francia me defraudó un poco, pereció un partido de esos de la fase de grupo, casi intrascendente. Cómo que Francia nunca se creyó que pudiera ganar y no vi que pusiera todo en el asador y Alemania con el gol temprano se dejó llevar. Pero sin embargo, el de Brasil vs Colombia si me pareció mal partido y en parte por que Colombia salió muy mal a jugar. No me gustó, muy bronco, con muchas faltas y en Brasil sólo brilla la defensa. No me gusta esta Brasil para nada, aunque pueda aceptar que en el computo global de los 90 minutos Colombia fuera inferior... Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. A mi me fascino el primer tiempo de Brasil, me pareció muy sólido, muchos una lastima de Neymar. Muchos saludos.

    ResponderEliminar